¿Traiciona el PRI a su candidata a gobernadora de Tlaxcala?

Noé Rodríguez Roldán y Fabricio Mena Rodríguez, presidente y secretario general del PRI, ambos sin nada que perder en una traición pactada desde las entrañas del mismo PRI en contra de la candidata de la coalición Unidos por Tlaxcala a la gubernatura del estado, encabezada por la alcaldesa con licencia, Anabell Avalos Zempoalteca.


La historia no es nueva, data del 28 de noviembre de 2019, cuando Alfonso Durazo Montaño, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del gobierno federal, hizo entrega de 200 vehículos de seguridad en compañía del gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez. En aquella ocasión, fue evidente el beneplácito de Loren Cuellar Cisneros, quien fungía como delegada de la secretaría del bienestar en la entidad y hasta se le vio muy sonriente y aplaudía con entusiasmo el discurso de Mena Rodríguez.


En algunos eventos más, se vería a una Lorena Cuellar más complaciente de lo que regularmente se le veía al principio de la administración con esa cara de desasón por no encabezar los actos oficiales del gobierno local, pues había perdido las elecciones ante el priista por el que nadie daba un peso.


El enlace entre Cuellar Cisneros y el hermano del gobernador, Fabricio, estaría en manos de la esposa de este último, quien además de ser cuñada del gobernador de Tlaxcala, es hermana de Lorena.


EL conflicto de interés ya se veía venir, sin embargo, fiel a sus principios y a su sangre, el gobernador negoció la candidatura pluri para su hermano para protegerlo de futuras investigaciones y su participación en su administración como jefe de personal de facto.


Es natural que desde allí se veía una traición venidera, aunque no cantada, pero evidente, toda vez que el PRI tuvo que respaldar a regañadientes la candidatura de Anabell Ávalos, pues la presión que ejercieron el PRD y el PAN, fue ineludible.

Las aspiraciones de Noe Rodríguez Roldán hacia la candidatura por la primera magistratura del estado, también se vieron truncas al interponer Avalos Zempoalteca su popularidad ante los líderes políticos de los otros partidos, una vez más, tendría que aguantarse las ganas de ser el candidato, pero se conformó con la presidencia de su partido, el PRI.


Uno descontento y el otro convenientemente encumbrado con la diputación local pluri, dan como resultado una alianza que coadyuve a derrumbar las aspiraciones de Anabell Ávalos Zempoalteca, porque fue ella quien atentó contra su modus operandi y como animales políticos se vieron desplazados por un creciente liderazgo fortalecido desde las bases de partidos que no fueron el suyo.


Hoy el PRI no ha salido a dar muestras como dirigencia estatal del respaldo que debiera presentar a su candidata, pero sí es evidente que están desarticulando las estructuras priistas desde el interior al impedir el registro de candidatos a presidencias municipales auxiliares, como es el caso de Huamantla, que de 31 localidades, sólo registraron a 10, las más chicas y con menos densidad de electores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s