Fuegos artificiales sobre calles vacías pasan la página del 2020

Fuegos artificiales azules, rojos y blancos encendieron el cielo sobre la Ópera de Sídney como todos los años nuevos, pero el puerto abajo estaba vacío como una ciudad fantasma, una despedida espeluznante para un año que no será echado de menos.

No hubo espectáculo de luces desde lo alto de la torre de televisión de Pekín; los leones de Trafalgar Square en Londres estaban rodeados de vallas, lo mismo que la Puerta del Sol en Madrid. En Roma, las multitudes no se reunirán en la Plaza de San Pedro, el Papa no dará misa y los juerguistas no se zambullirán como todos los años en el Tíber.

Buen viaje, 2020. Hola, 2021.

Mientras que algunas ciudades lanzaban fuegos artificiales sobre calles vacías, otras, como Londres y Singapur, cancelaron sus despliegues. París, Roma y Estambul estaban bajo toque de queda.

La bola caerá en Broadway, pero en vez de cientos de miles de neoyorquinos apiñados hombro con hombro en Times Square, los presentes serán un pequeño grupo preseleccionado de enfermeras, médicos y otros trabajadores clave y sus familias, distanciados en cerca de 2 metros.

Los organizadores contrataron a Gloria Gaynor para cantar su “I Will Survive”. (“Sobreviviré”). “¿Creíste que me desmoronaría? ¿Creíste que me acostaría y moriría? ¡Oh no, yo no!”, reza la letra del clásico de la música Disco.

“Va a ser, posiblemente, la más especial, la más conmovedora, la más emotiva Nochevieja”, dijo a periodistas el alcalde Bill de Blasio, quien apretará el botón para iniciar el descenso de la bola de cristal. “En 2021, vamos a mostrar a la gente cómo se ve la recuperación, cómo se vuelve”.

Con más de 1,7 millones de personas muertas y 82 millones infectadas en todo el mundo desde la última Nochevieja, pero con la esperanza de que las nuevas vacunas puedan ayudar a controlar la pandemia, el final de este año es como ningún otro en la memoria.

En su decimosexto discurso de Nochevieja como canciller alemana, Angela Merkel lo dijo: “Creo que no exagero cuando digo: nunca en los últimos 15 años habíamos encontrado el año viejo tan pesado y nunca, a pesar de todas las preocupaciones y cierto escepticismo, esperábamos el nuevo año con tanta esperanza”.

Información de Gareth Jones, Peter Graff, vía Reuters


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s