Kamala Harris, la primera vicepresidenta mujer y afroamericana

Desde los primeros días de su infancia, a Kamala Harris se le enseñó que el camino hacia la justicia racial era largo.


Durante la campaña, Harris solía hablar de quienes la habían precedido, de sus padres, inmigrantes atraídos por la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, y de los antepasados que habían allanado el camino.


Con su ascenso a la vicepresidencia, Harris se convertirá en la primera mujer y la primera mujer de color en ocupar ese cargo, un hito para una nación convulsionada, que lidia con una historia dañina de injusticia racial que, una vez más, quedó expuesta en unas elecciones divisivas. Harris, de 56 años, encarna el futuro de un país que se vuelve más racialmente diverso, incluso si la persona elegida por los votantes para liderar el binomio es un hombre blanco de 77 años.


El hecho de que haya ascendido más alto en el liderazgo del país que cualquier otra mujer subraya el extraordinario arco de su carrera política. Exfiscala de distrito de San Francisco, fue elegida como la primera mujer negra en servir como fiscala general de California. Cuando fue elegida senadora de Estados Unidos en 2016, se convirtió en la segunda mujer negra en la historia de la cámara.


En su campaña presidencial del año pasado, Kamala Harris se presentó como una candidata histórica que podría atraer tanto a progresistas como a moderados. En vez de tratar de mejorar la economía, sus políticas buscaban resultados graduales y específicos, centrándose especialmente en grupos históricamente marginados como las mujeres, las personas de color y los estadounidenses de bajos ingresos.


Sus agudas habilidades de debate y su personalidad afable la convirtieron en una fuerte contendiente en las primeras etapas de las primarias demócratas. Pero sus oscilaciones entre diversas posiciones políticas provocaron una serie de ciclos noticiosos perjudiciales, y retirarse de la contienda electoral cuando su campaña se quedó sin dinero.


Al nombrar a Harris como su compañera de fórmula, Joe Biden tomó una decisión innovadora, al elegir una mujer de color para ser vicepresidenta. Pero también estaba ascendiendo a una senadora que comparte sus políticas de centroizquierda en un momento de cambio progresivo en el partido.


Harris es de ascendencia jamaiquina e india, y es la primera mujer de color en el binomio presidencial de uno de los principales partidos estadounidenses. Asistió a una universidad históricamente negra (Universidad de Howard), es miembro de una destacada hermandad negra (Alpha Kappa Alpha) y mientras crecía visitó India a menudo. Suele decir que su identidad hace que sea especialmente apta para luchar por las personas que tradicionalmente han sido ignoradas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s