Carlo Acutis, el primer beato católico de la generación “millennial”

En representación del Papa Francisco, el Cardenal Agustino Vallini, Vicario General para la Diócesis de Roma dio lectura a la Carta Apostólica con la cual se declaró Beato al Venerable Carlo Acutis, quien falleció en 2006 a causa de leucemia y que posteriormente se realizó la promoción para su canonización.

En el texto leído en Asís, donde su cuerpo se encontró en estado incorruptible, Vallini dijo: “Después de haber obtenido el parecer de la congregación para la causa de los Santos, con nuestra autoridad apostólica, concedemos que el venerable siervo de Dios, Carlo Acutis, laico, que con el entusiasmo de la juventud, cultivó la amistad con Jesús, poniendo la eucaristía y el testimonio de la caridad en el centro de su propia vida, de ahora en adelante sea llamado Beato y que se celebre cada año en los lugares y según las normas establecidas por el derecho, el 12 de octubre, el día en que nació para la vida en el cielo”

Es así como se declaró Beato a Carlo Acutis en la Catedral de San Francisco en Asís, Italia.

Entre los asistentes a la celebración se encontraban Andrea Acutis y Antonia Salzano, padres del joven ‘ciberapóstol’, acompañaron en camino al altar sus reliquias.

Entre las célebres frases del nuevo beato, las personas cercanas a él recuerdan: “La eucaristía es la autopista para llegar al cielo“, manifestando su fe y espiritualidad hasta los 15 años, edad en la que murió.

08/10/2020; Ciudad del Vaticano: El Vaticano beatificará el sábado a Carlo Acutis, un joven influencer italiano de temas de religión considerado “creativo y genial” por el papa Francisco, que falleció a los 15 años en 2006 y cuyo cuerpo se conserva aún “íntegro” con sus jeans y zapatillas características. Foto: Prensa/Télam/AA

Carlo Karol Acutis Salzano, el nombre completo el nuevo beato de la generación “millennial”, quien nació en Londres, Inglaterrra el 3 de mayo de 1991; a demás de ser evangelizador, se dedicaba en su vida diaria como estudiante y programador informático.

Antes de morir, su ultimo deseo fue que su cuerpo estuviera sepultado en Asís, Italia; ya que fue devoto de San Francisco de Asís, sueño que fue cumplido para posteriormente abrir el proceso de canonización por la iglesia católica, una vez comprobados los milagros atribuidos a él. El Vaticano, a través de la Congregación para las Causas de los Santos y de un decreto del Papa Francisco, consideró que ocurrió un milagro con un niño brasileño que padecía una afección mortal al páncreas y sanó tras tocar una reliquia de Carlo en 2013.

“El niño tenía el páncreas casi partido a la mitad, no podía comer sólido y tenía muchos dolores. La única solución era operarlo pero la operación es muy riesgosa, hasta que tuvo contacto con una de las reliquias de Carlo y al tercer día tuvo una transformación instantánea, como la llamaron los médicos, y sanó de inmediato“, recordó la madre del beato.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s