16 muertos deja enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán

Al menos 16 militares y varios civiles murieron el domingo en los peores combates entre Armenia y Azerbaiyán desde 2016, reactivando los temores sobre la estabilidad en el Cáucaso Sur, un corredor para los oleoductos que llevan petróleo y gas a los mercados mundiales.

Los choques entre las dos exrepúblicas soviéticas, que libraron una guerra en los años 90, fueron los últimos de un largo conflicto por el control de Nagorno-Karabaj, una región separatista en el interior de Azerbaiyán gobernada por la etnia armenia.

Nagorno-Karabaj dijo que 16 de sus soldados perecieron y más de 100 resultaron heridos después de que Azerbaiyán lanzó un ataque aéreo y artillero. Armenia y Nagorno-Karabaj declararon la ley marcial y movilizaron a su población masculina.

Azerbaiyán, que también declaró la ley marcial, dijo que sus fuerzas respondieron a bombardeos armenios y se hicieron con el control de siete aldeas, aunque Nagorno-Karabaj lo negó. La fiscalía azerí dijo que cinco miembros de una familia perecieron bajo los bombardeos armenios.

Los enfrentamientos provocaron una ola de iniciativas diplomáticas para evitar la reactivación de un antiguo conflicto entre Armenia, de mayoría cristiana, y la musulmana Azerbaiyán. Rusia pidió un alto el fuego inmediato y otra potencia regional, Turquía, mostró su apoyo a Azerbaiyán.

Los oleoductos que transportan el crudo y el gas natural del Mar Caspio desde Azerbaiyán al mundo pasan cerca de Nagorno-Karabaj. Armenia también advirtió sobre los riesgos a la seguridad en el Cáucaso Sur en julio, después de que Azerbaiyán amenazó con atacar su planta nuclear como posible represalia.

Al menos 16 militares y varios civiles murieron el domingo en los peores combates entre Armenia y Azerbaiyán desde 2016, reactivando los temores sobre la estabilidad en el Cáucaso Sur, un corredor para los oleoductos que llevan petróleo y gas a los mercados mundiales.

Los choques entre las dos exrepúblicas soviéticas, que libraron una guerra en los años 90, fueron los últimos de un largo conflicto por el control de Nagorno-Karabaj, una región separatista en el interior de Azerbaiyán gobernada por la etnia armenia.

Nagorno-Karabaj dijo que 16 de sus soldados perecieron y más de 100 resultaron heridos después de que Azerbaiyán lanzó un ataque aéreo y artillero. Armenia y Nagorno-Karabaj declararon la ley marcial y movilizaron a su población masculina.

Azerbaiyán, que también declaró la ley marcial, dijo que sus fuerzas respondieron a bombardeos armenios y se hicieron con el control de siete aldeas, aunque Nagorno-Karabaj lo negó. La fiscalía azerí dijo que cinco miembros de una familia perecieron bajo los bombardeos armenios.

Los enfrentamientos provocaron una ola de iniciativas diplomáticas para evitar la reactivación de un antiguo conflicto entre Armenia, de mayoría cristiana, y la musulmana Azerbaiyán. Rusia pidió un alto el fuego inmediato y otra potencia regional, Turquía, mostró su apoyo a Azerbaiyán.

Los oleoductos que transportan el crudo y el gas natural del Mar Caspio desde Azerbaiyán al mundo pasan cerca de Nagorno-Karabaj. Armenia también advirtió sobre los riesgos a la seguridad en el Cáucaso Sur en julio, después de que Azerbaiyán amenazó con atacar su planta nuclear como posible represalia.

(Nvard Hovhannisyan, Nailia Bagirova | Reuters)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s